Lenguaje administrativo claro

La importancia de los párrafos (1)

autor: Urtzi Barrenetxea, Mayo 9, 2017

Estructurar adecuadamente los párrafos de un texto influye positivamente en la comunicabilidad. En el caso de los textos en línea, esta labor cobra una mayor importancia.

 

 Ventajas de componer párrafos adecuados

Dedicar atención a la estructura y segmentación de los párrafos acarrea diversos beneficios, tanto a la hora de leer un texto como a la hora de redactarlo.
Por un lado, ahorramos esfuerzo a los lectores, ya que en un texto convenientemente segmentado resulta mucho más fácil:

  • Asimilar temas complejos.
  • Reconocer la estructura general del escrito.
  • Detectar la idea principal desarrollada en cada párrafo.
  • Elegir el ritmo de lectura: ojearlo por encima, encontrar una determinada información, consultar un dato en concreto, etc. 

Por otro lado, si cuidamos la estructura de los párrafos al escribirlos:

  • Presentamos las ideas de manera ordenada y lógica. Nos aseguramos de que no se nos olvida ninguna información relevante.
  • Tenemos entre manos una estructura organizativa muy efectiva que sirve para desarrollar cualquier tema.
  • Controlamos en todo momento la progresión que va a tener la información a lo largo del texto, de modo que podemos modificarla si no es la adecuada.

Todas estas ventajas se acentúan en el caso de los textos que se leen en pantalla, ya que la consecuencia principal de componer párrafos adecuados conlleva una mayor precisión del contenido. Los textos formados por párrafos adecuados son más exactos, así como más fáciles de escanear y de comprender.

Longitud de los párrafos

Uno de los elementos que más influye en la lectura de los textos en línea es la longitud de los párrafos. Ofrecer criterios concretos al respecto es una cuestión compleja, al fin y al cabo, cada tipo de contenido exige párrafos de diferentes características. De todas maneras, podemos indicar algunas cuestiones que se deben tener en cuenta.

  • Procura escribir un máximo de 40-70 palabras por párrafo; esto es, dos o tres frases.
  • Un párrafo ideal consta de 3-5 líneas.
  • Los párrafos cortos resultan más fáciles de leer y de comprender, dado que la información se capta mejor si está debidamente fragmentada.
  • La mayoría de los párrafos largos (de más de 8 líneas) responden a un deseo de acumular mucha información en un solo segmento. Y en esos casos suelen ser habituales los errores de coherencia o de cohesión que entorpecen la cadencia de lectura.
  • Utiliza el contador de palabras del procesador de texto como referencia. Si escribes párrafos de más de 70 palabras, divídelos o elimina algunos elementos.
  • Respecto al diseño, si utilizas párrafos cortos conseguirás documentos con más espacios en blanco; en consecuencia, producirás textos más atractivos y fáciles de leer (tema importante en textos para la pantalla).
  • Varía la longitud de los párrafos, para romper con la monotonía de los párrafos similares.
  • Intercala esporádicamente párrafos de una sola frase. Aunque en papel no resulta apropiado, en textos para pantalla puede ayudar en la lectura.

Para finalizar, recomendamos que el primer párrafo de cada texto sea corto, y que resuma el contenido general del texto. En los párrafos siguientes podemos actuar con criterios más flexibles.

Más recomendaciones para redactar párrafos en Comunicación electrónica. Propuestas para mejorar la calidad de los textos en pantalla.

 

Información legal © 2009 · Eusko Jaurlaritza - Gobierno Vasco

Euskadi, bien común