Lenguaje administrativo claro

La mayúscula y la negrita en los documentos de la administración

Utilízalas adecuadamente y con moderación

autor: Irene Fernandez Maiztegi, Julio 18, 2017

El lenguaje administrativo debe garantizar una comunicación de calidad, y para ello, es necesario redactar documentos correctos, concretos y claros. Entre los recursos tipográficos que podemos emplear para que los documentos de la administración sean más atractivos y comprensibles se encuentran la mayúscula y la negrita. Si los utilizamos adecuadamente y con mesura, mejoraremos el aspecto y la comprensibilidad de nuestros documentos.

La mayúscula

La costumbre de emplear las mayúsculas en exceso está muy extendida y, a menudo, hacemos uso de este tipo de letra incluso cuando no es necesario.

No conviene utilizar la mayúscula para enfatizar los títulos y otros elementos en los textos. Para conseguirlo existen otros métodos: tamaño de letra, negrita, sombreado… Por otra parte, la presencia excesiva de las mayúsculas acarrea cansancio, aparte de ralentizar la velocidad de lectura.

¿Qué proponemos?

  • Emplea la mayúscula solo para el título del documento.
  • Si quieres destacar algún elemento, opta por cambiar el tamaño de letra, o por la negrita o los colores.

 original1

propuesta1

La negrita

La letra negrita es útil para resaltar elementos concretos o para captar el mensaje principal del texto en una simple ojeada. Sin embargo, se recomienda usarla con moderación, ya que leer textos escritos con este tipo de letra produce fatiga. 

¿Qué proponemos?

Utiliza la negrita para los siguientes elementos:

  • títulos de apartados
  • información principal del mensaje: palabras y frases concretas

 original2

propuesta2

 

Si quieres saber más sobre la redacción de una solicitud, consulta Documentos de la administración. La solicitud (PDF, 2,47MB).

Información legal © 2009 · Eusko Jaurlaritza - Gobierno Vasco

Euskadi, bien común