Lenguaje administrativo claro

Aprovecha los pronombres personales de 1.ª y 2.ª persona

autor: Urtzi Barrenetxea Iparragirre, 

Para gran parte de la ciudadanía, los textos administrativos resultan extraños. En ocasiones, se nos olvida que el procedimiento administrativo no es un tema cotidiano para la mayoría. Por lo tanto, debemos procurar que los contenidos de nuestros textos sean lo más cercanos posibles.

Para conseguir esa cercanía, es vital determinar  cuál es el rol que corresponde al lector en relación con los contenidos del texto. En este sentido, ya hemos publicado un post referente a las ventajas del estilo activo cuando nos referimos a los lectores. Hoy reseñaremos otro elemento que incide en esa cercanía: el uso de los pronombres personales de 1.ª y 2.ª persona.

En la medida de lo posible, conviene plantear nuestros textos como si se tratara de una conversación con la persona interesada. Para ello, lo más apropiado es citarla directamente. Por ejemplo, algunas personas no comprenderán que con la frase «El usuario debe emplear los contenidos de modo responsable, correcto y legítimo» nos estamos refiriendo a ellas. Por el contrario, si escribimos «Debes emplear los contenidos de modo responsable, correcto y legítimo» comprenderán fácilmente que el mensaje está destinado a ellas.

Utilizando los pronombres de un modo adecuado contribuimos a una mejor comprensión de los contenidos. Mediante el pronombre tú o usted, las personas se identifican fácilmente con los contenidos de un texto. En cambio, ante términos tales como interesado, usuario, receptor u otras formas impersonales, puede que no se consideren aludidas.

Si la solicitante de la ayuda tuviera responsabilidades familiares, se entenderá que cumple el requisito de...

Si usted tuviera responsabilidades familiares, se entenderá que cumple el requisito de...

También podemos utilizar los pronombres para referirnos al organismo emisor: mediante el pronombre nosotros, los conceptos resultan más comprensibles para los receptores. Al mismo tiempo,  se evita el uso de estructuras pasivas y logramos frases más concisas.

En todo lo no regulado en esta normativa, se estará a lo dispuesto en el Decreto 147/2010.

En todo lo no regulado en esta normativa, nos atendremos a lo dispuesto en el  Decreto 147/2010.

Pregunta-respuesta, una estructura muy apropiada

Disponer contenidos según la estructura pregunta-respuesta facilita la comprensibilidad, ya que responde al patrón principal de los usuarios de la red: la mayoría de ellos ha acudido a nuestra página web en busca de una respuesta. Resulta una estructuración óptima para recurrir a los pronombres y lograr mayor concisión en los textos.

La estructuración se puede efectuar desde dos perspectivas: emplazándose en el lugar del lector o interpelándolo de modo directo. Según optemos por un criterio u otro, utilizaremos los pronombres de un modo distinto.

Cuando es el usuario quien formula las preguntas:
Tengo una tarjeta electrónica pero no dispongo de un lector de tarjetas, ¿cómo puedo obtener una cita?
Si usted tiene una tarjeta electrónica,  puede identificarse mediante el número de la tarjeta y su fecha de nacimiento.

Cuando es el órgano administrativo quien formula las preguntas:
¿Qué sucede con la RGI si empieza a trabajar?
Si empiezo a trabajar y mis ingresos son superiores a los establecidos para la RGI, se suspende temporalmente la ayuda.

Coherencia

En resumen, si desplazamos el estilo impersonal en favor de los pronombres, mejoraremos la comunicabilidad de nuestros textos por múltiples razones:

• Aclaran lo que corresponde al lector y lo que corresponde a la administración.
• Ofrecen la posibilidad de comunicarse “directamente” con los usuarios.
• Ayudan a evitar abstracciones; el lenguaje es más concreto, más preciso y más cotidiano.
• Favorecen la brevedad de las frases.

Para una mayor eficiencia en el uso de los pronombres, es importante ser coherentes y mantener una referencia clara de cada uno de los pronombres. Del mismo modo, debemos cerciorarnos de utilizar un único modo para dirigirnos a la persona receptora, ya que un uso combinado de pronombres de 2.ª persona y de fórmulas más impersonales puede dar pie a errores de interpretación.

Puedes solicitar la ayuda si cuentas con una idea de negocio y deseas desarrollarla. La persona solicitante deberá llevar a cabo el proyecto en régimen de dedicación exclusiva y bajo la supervisión de una entidad colaboradora autorizada por Lanbide-SVE .

Puedes solicitar la ayuda si cuentas con una idea de negocio y deseas desarrollarla. Deberás llevar a cabo el proyecto en régimen de dedicación exclusiva y bajo la supervisión de una entidad colaboradora autorizada por Lanbide-SVE .

Más información sobre los pronombres personales en Comunicación electrónica. Propuestas para mejorar la calidad de los textos en pantalla (PDF, 12 MB).

 

Información legal © 2009 · Eusko Jaurlaritza - Gobierno Vasco

Euskadi, bien común