Saltar al contenido principal

La negrita, un recurso para destacar elementos

autor: Begoña Ayerdi, 

La negrita es un tipo de letra que, al ser más gruesa y oscura que el gris tipográfico, facilita una mayor visibilidad; por ese motivo, su uso puede constituir un recurso válido para resaltar o enfatizar una parte del texto. 

¿Por qué decimos que la negrita es un recurso práctico?

Este tipo de letra ofrece varias ventajas:

  • Posibilita al lector acceder de un vistazo rápido a la información que busca. En los textos para pantalla, favorece el escaneo de los contenidos destacados y, en consecuencia,  facilita la lectura.
  • Ayuda a que el autor refleje de un modo gráfico tanto la estructura general del texto como la jerarquización de sus diferentes elementos y, además, que destaque contenidos o conceptos clave del discurso.

¿Qué norma establece el uso de la negrita?

La Real Academia Española (RAE) no ha establecido ninguna norma que determine el uso de la negrita, de modo que cada autor recurre a ella según su propio criterio.

¿En qué casos podemos emplear la negrita?  

Por ejemplo, para resaltar los siguientes elementos:

  • Títulos, subtítulos, capítulos y apartados.
  • Epígrafes, sumarios y ladillos.
  • Palabras o expresiones descritas en diccionarios.
  • Nombres de personas, sobre todo en libros y en periódicos.
  • Palabras significativas o sintagmas que se consideran importantes en el cuerpo de un texto.
  • Dentro de la estructura de un sitio web, la última palabra o nivel que marca la página actual en las migas de pan.

¿Qué hemos de tener en cuenta para utilizar la negrita adecuadamente?

Conviene emplear la negrita con moderación. Leer textos escritos íntegramente en este tipo de letra resulta pesado, por lo que es mejor no utilizarla en fragmentos largos. En el caso de los textos para la pantalla, es preferible enfatizar palabras aisladas en lugar de frases completas, dado que los buscadores penalizan la presencia excesiva de palabras clave en el texto.

negrita_ejemplo

En ambas columnas, hemos empleado el color de fondo y el tamaño de letra para reflejar de un modo claro los distintos niveles de jerarquización del título y de los subtítulos escritos en negrita. Esto permite identificar fácilmente cuál es la estructura general del texto.

Respecto al resto de elementos escritos en negrita:

  • En la columna de la izquierda, el uso excesivo de la negrita no permite percibir diferencia alguna entre los contenidos, de modo que no hemos aprovechado el valor que este tipo de letra ofrece de cara a resaltar los elementos importantes.
  • En la columna de la derecha, hemos resaltado en negrita las palabras más significativas del texto. Además, dado que hemos elegido palabras sueltas, resulta adecuado tanto para textos en papel como para textos que se leerán en pantalla.

Recuerda: Utilizada con moderación, la negrita constituye un recurso válido para destacar tanto la estructura general como los elementos significativos de un texto.

Euskadi, bien común